A Europa no le agradan los ciudadanos

La Unión Europea nace como un proyecto económico, para buscar la paz a través de la economía, bajo el principio que si dos países tienen un tráfico económico superior a la suma de sus proyectos en defensa, estos nunca harán la guerra.

Realmente, Europa estaba en shock después de arrasar el continente por dos veces en treinta años, con centenares de millones de muertos. La Unión Europea tiene sus raíces en uno de los dos proyectos que se forjaron para impedir una tercera gran guerra europea.

Y se sustenta en tres tratados iniciales: El Tratado CECA: Sobre la base del plan Schumann, seis países firman en Versalles un tratado para gestionar sus industrias pesadas de una forma común, Es el carbón y el acero, la Alsacia y la Lorena. De este modo, ninguno puede individualmente fabricar armas de guerra para utilizarlas contra el otro, como ocurría en el pasado.

Los Estados miembros originarios son Alemania, Bélgica, Francia, Italia, Luxemburgo y los Países Bajos firmándose el 15 abril 1951 A esos estados se les llama, “los seis”.

El Tratado constitutivo de la Comunidad Europea de la Energía Atómica (Euratom), no sea que alguien haga una gilipollez y montemos un nuevo Hiroshima y el de la Comunidad Económica Europea (CEE) , son firmados por los Seis en Roma y a partir de entonces serán conocidos como «los Tratados de Roma». Su firma es el 25 de marzo de 1957. En este último tratado, el CEE, se crean las figuras del Europarlamento y la Comisión.


Más tarde, se firman en Bruselas los Protocolos sobre los privilegios e inmunidades concedidos a las Comunidades Europeas y sobre el estatuto del Tribunal de Justicia de las Comunidades Europeas. Eso pasa el 17 de abril de 1957.


Y de golpe, en 1957, ya hemos creado los tres poderes:
Un ejecutivo, la Comisión Europea que tiene el Máximo poder.
Un legislativo, el Parlamento Europeo con el mínimo poder, posiblemente sea el parlamento con menos poder de todos los que existen.
Un judicial, el Tribunal de Justicia de la Unión europea que tiene el Máximo poder sobre las estructuras judiciales de los países.

Pero, ¿Para gobernar qué?

Si la unión que se ha hecho es para propiciar un mercado común, no es una unión, ni política, ni social, sino económica y para la economía. Por tanto… la Unión europea está hecha para y por «los mercaderes» y las libertades a defender por esa institución, serán las del mercado.
No, no son las libertades de los ciudadanos, pero tampoco los derechos de los estados. No es un club de estados.

El ‘Acuerdo europeo de las cuatro libertades’ Firmado en 1986, la llamada Acta Única Europea, lo deja bien claro. La consolidación de un verdadero mercado común es uno de los elementos fundamentales del proceso de integración europea. Para lograr esa unidad de mercado, clave de una Europa Unida, el Tratado de la Comunidad Europa y el acervo comunitario se establecen las llamadas «cuatro libertades básicas»,y no son el Derecho a la vida, o a educación, son:
1. La libre circulación de mercancías.
2. La libre circulación de personas
3. La libre circulación de servicios
4. La libre circulación de capitales

Realmente, A LOS CIUDADANOS, HASTA 2009, NI ESTÁN NI SE LES ESPERA.

Es solo a partir de la entrada en vigor de la CARTA DE LOS DERECHOS FUNDAMENTALES DE LOS CIUDADANOS DE LA UNIÓN, en 2009, que el ciudadano europeo es sujeto de obligaciones y derechos. Y debemos reconocerlo, las instituciones no estaban preparadas para eso, y de momento no saben como torear los requerimientos que los ciudadanos les hacen. Han conseguido que la soberanía sea europea de muchas facetas de nuestra vida, pero tener la competencia comporta responsabilizarse de ella.

Por si no se sabe: Europa NO es firmante de ningún tratado internacional de derechos humanos.
>