El chiringuito de la AEPD


El presente vídeo se podría titular también «con un par»

Me explicaré.

Resulta que el primero de junio de 2021, hace ya algunos meses, se adaptó el reglamento interno de la Agencia de Protección de Datos al RGPD, se adaptó al Reglamento europeo de protección de Datos.

Esto nos da serias dudas jurídicas sobre el anterior reglamento, y sobre todos los procedimientos sancionatorios abiertos desde 2018, por lo menos.
En este nuevo reglamento interno, se crea la figura del presidente, sin funciones sancionatorias y también la del Subdirector General de protección de datos a quien se le dotan, a ese cargo, de dichas facultades sancionadoras, que ya no son, esas facultades pues, cosa del presidente.

Además, en la disposición adicional única del presente nuevo reglamento que entró en vigor el 2 de junio, se SUPRIMEN, los órganos directivos de la anterior agencia. Se suprime la figura del director, se suprime la Inspección de datos y también el Registro General de Protección de datos.

No estamos delante del caso, como vemos en el Consejo General del poder judicial de que los anteriores consejeros están en funciones porque no se ha nombrado a los nuevos, pero los cargos continúan existiendo. En este caso los cargos están suprimidos. YA NO EXISTEN.

En la Disposición transitoria única se nos dice que será el presidente, quien validará provisionalmente y organizará la estructura de la Agencia.
El presidente, recordemos no ha sido nombrado.

Pues bien, la cospedalista directora de la Agencia, continúa ejerciendo su cargo, sueldo y coche oficial incluido y lo que es peor, resolviendo y sancionando.
Ni tan siquiera el próximo presidente, que no ha sido nombrado, podría ejercer esta labor.

Pero lo importante es estar y gozar del poder que da el cargo.

Yo soy ya viejo, pero cuando estudiaba derecho, allá en el siglo pasado, a esto se le llamaba prevaricación y malversación de bienes públicos.

En fin, Y además continúa representándonos en Europa, como si la cosa no fuera con ella.


Josep Jover